miércoles, 8 de agosto de 2012

Arquitectura y urbanismo bajo el reinado de Akenatón



Durante el Periodo de Amarna Akenatón introdujo una nueva y original tipología de templo, consagrado a Atón y construyó una nueva ciudad: Aketatón, futura Tell-el-Amarna. Se levantó en apenas dos años y constituye uno de los pocos ejemplos de urbanismo egipcio planificado, simétrico y regular. En ella predominaban los espacios abiertos, como pórticos, plazas y jardines, con anchas calles trazadas en retícula. Destaca “La Casa de Atón” que era un conjunto de templos dedicados a su culto en el centro de la ciudad sobresaliendo el templo principal. El recinto del palacio real, con salas realizadas en piedra, estaba rodeado de dependencias administrativas y viviendas para los nobles y la servidumbre. Sin embargo, Aketatón fue arrasada tras la muerte de Akenatón al igual que el Templo de Atón en Amarna y sus materiales reutilizados. Igualmente se construyeron muchos templos dedicados al nuevo culto en Heliópolis, Menfis, Nubia y otras regiones, que constituyeron una nueva tipología. En ellos se sustituían los espacios cerrados por una serie de patios porticados y abiertos a la luz solar, decorados con multitud de altares para ofrendas y estatuas del faraón, sala hipóstila y capillas abiertas, construido todo ello con pequeños bloques de caliza denominados “talatatos”.

Ruinas actuales de Tell el-Amarna



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada